Los proyectos de reconstrucción impulsados por Fundación Merced, no se limitaron a la reconstrucción de las viviendas o a la pavimentación de las calles. Lo que buscamos fue responder a las necesidades profundas de las comunidades afectadas, a través de la recuperación de sus identidades, la participación comunitaria y el fortalecimiento de sus actores locales.

Se apoyaron a trece proyectos de los estados de: Chiapas, Estado de México, Morelos y  Oaxaca.